Canelones de Pavo (sin Thermomix)

Canelones de Pavo de Thermomiss

Canelones de Pavo de Thermomiss

El otro día encontré carne picada de pavo en Carrefour y me pareció que tenía un aspecto estupendo, así que me decidí a probarla en estos canelones. Son muy sabrosos, y además tienen poquísima grasa, así que dentro de lo que cabe son un poquito más ligeros que la versión “tradicional”. Espero que os gusten, yo estoy bastante contenta con esta adaptación 🙂

Ingredientes para 4 personas:

– 1 paquete de Canelones Fáciles El Pavo (los normales también son perfectos)
– 500 gr. de carne picada de pavo (os sobrará la mitad del relleno, pero se puede congelar y le podéis dar mil usos más adelante)
– 1 cebolleta
– 2 ramitas de apio
– 2 zanahorias
– 1 tomate
– 1 lata pequeña de pisto (unos 150 gr.)
– 300 gr. de bechamel
– 1/2 lata de tomate frito (unos 150-200 gr.)
– 100 ml de vino blanco
– 100 ml de leche
– 1 sobre de queso rallado
– Sal, pimienta, nuez moscada
– Un chorro generoso de aceite de oliva virgen

Precio: 10€

Dificultad: Fácil

Tiempo: 1 hora aprox.

Preparación:

Picamos todas las verduras y las sofreímos en una cazuela con aceite de oliva. Cuando estén bien pochaditas, agregamos la carne de pavo, salpimentamos y le quitamos el color crudo.

Detalle canelones de Pavo

Detalle canelones de Pavo

Agregamos el vino blanco, y seguimos guisando hasta que se evapora la mayor parte del líquido. Añadimos la leche, la nuez moscada y la pimienta, y repetimos el proceso hasta que la carne no tenga casi líquido. Bajamos un poco el fuego y echamos el contenido de la lata de pisto. En unos 5 minutos debería estar listo el relleno.

En otra cazuela calentamos agua y cuando esté lista, añadimos las placas de pasta, con cuidado de que no se peguen (hay que remover de vez en cuando). Se extienden sobre un mármol o sobre paños de cocina bien limpios y cuando estén frías, se rellenan con la carne con verduritas.

Con la salsa de tomate cubrimos el fondo de una bandeja de horno, y colocamos encima los canelones. Finalmente los cubrimos con la bechamel, y espolvoreamos queso rallado por encima. De ahí llevamos la fuente al horno, que estará a unos 180-200º y en unos 10 minutos estarán listos para llevarlos a la mesa… ¡y a chuparse los dedos!

Pd: Por cierto, tengo otra receta de canelones que también os puede gustar (con Thermomix)

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *