Marmitako (Fussioncook)

Bien, bien, bien… los que me seguís en Twitter (@thermomiss) sabéis que estuve mucho tiempo dudando si comprarme o no la Fussioncook. Yo con mi querida Thermomix tengo más que suficiente, pero el hecho de que fueran más o menos complementarias me tentaba muchísimo… y cuando vi una buena oferta en su web , me lancé 🙂

Total, que ya la tengo en casa y he peparado un par de platos con ella… ¡¡Me encantaaa!! Todavía tengo que comprobar todas sus funciones (como la de hornear) pero me parece estupenda… (eso sí, como mi Thermo, no hay nada, ¡ja, ja, ja!). Hoy os traigo un marmitako que hice hace un par de días y que quedó realmente estupendo… Es fácil, rápido, y de verdad, muy, muy bueno…

Por cierto, la receta es la del libro de instrucciones, pero la podéis encontrar también en el blog “El Gazpachuelo de Ana“, os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo 🙂

Ingredientes para 4 personas:

– 2 solomillos de atún
– 4-5 patatas
– 2 cucharadas de carne de pimiento choricero
– 1 pimiento verde
– 2 dientes de ajo
– 1 lata pequeña de tomate triturado
– 1 cebolla
– 1 cayena
– Aceite de oliva virgen
– 1 pastilla de caldo de pescado
– Sal, pimienta y perejil

Dificultad: Muy fácil

Tiempo: 20 minutos

Precio: 10€

Preparación:

Colocar un buen chorro de aceite de oliva en el vaso, programar manual 10 minutos y sofreir la cebolla, el ajo, y el pimiento, todos picados. Aproximadamente a los 5-6 minutos estarán pochados, y entonces añadiremos el tomate, y removeremos bien. Agregamos las patatas  a trozos (rompiéndolas, no cortando perfectamente con el cuchillo), la carne de pimiento choricero (sin dejar de remover, que si no se puede tostar) y a continuación cubrimos todo con agua y la pastilla de caldo concentrado.

Cuando termine el tiempo ponemos la cayena y programamos menú manual 9 con la válvula en posición de cocina. Al finalizar este programa despresurizamos, agregamos los solomillos cortados en taquitos y volvemos a programar manual, un minuto, válvula cerrada… Probamos de sal, y llevamos a la mesa tras decorarlo con perejil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *