Arroz con Gorgonzola y pera (Thermomix)

Arroz con Gorgonzola y pera

Arroz con Gorgonzola y pera

Hace unos meses asistí a Mundo Thermomix (que, por cierto, recomiendo a todos los aficionados a la Thermo, porque aprendes muchísimo y te enseñan un montón de posibilidades de la máquina que ni se te ocurren), y no me resistí a la tentación de comprar los libros que recogen las recetas de las dos ediciones anteriores.

Ésta receta es el segundo libro (Mundo Thermomix, Segunda Edición), y tengo que decir que es absolutamente deliciosa. La mezcla del queso y la fruta hacen que el arroz tenga una consistencia y sabor muy especial. La preparé para mi familia política  y no quedaron ni dos granos perdidos en la bandeja (literalmente) :).

Perfecto para una cena o comida entre amigos, ¡un plato de diez!

Ingredientes para 6 personas:

– 1/2 cebolla
– 30 gr. de aceite de oliva
– 350 gr. de arroz (recomiendan Carnaroli, pero el bomba de toda la vida también va fenomenal)
– 50 gr. de vino blanco seco
– 800 gr. de caldo de verduras hirviendo (si lo quieres más meloso, poned un poco más)
– 200 gr. de gorgonzola
– 200 gr. de pera
– 30 gr. de mantequilla

Dificultad: Fácil

Tiempo: 30 minutos

Precio: 8€

Preparación:

Introducimos la cebolla en el vaso, la picamos 3 segundos a velocidad 7, y añadimos el aceite de oliva. Programamos  3 minutos a 100º, velocidad 1, y al terminar sofreimos el arroz en la mezcla con otros 3 minutos, a 100º, giro a la izquierda, velocidad 1 (sin poner el cubilete).

Agregamos el vino, y programamos un minuto a 100º, giro a la izquierda, velocidad 1, (no ponemos el cubilete para que se evapore el alcohol).

Ahora es el turno del caldo, lo incorporamos junto a la sal y lo cocemos durante 11 minutos, a 100º, giro a la izquierda, velocidad 1 (vigilad el caldo por si se quedara seco). Cuando termine, añadiremos los trocitos de pera y de gorgonzola (hay que hacer taquitos pequeños), y programamos 2 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1.

Cuando finalice el tiempo, colocamos el arroz en una fuente y añadimos la mantequilla, revolviendo suavemente… ¡¡Y a la mesa corriendo!!

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *