Pollo Tandoori

Pollo Tandoori de Thermomiss

Pollo Tandoori de Thermomiss

Según la Wikipedia, que es muy lista y todo lo sabe, el pollo Tandoori (o Tanduri) proviene del imperio mongol en el sudeste de asia. Básicamente se trata de un pollo marinado en yogur y una mezcla de especias, que son las que precisamente le dan ese color tan rojo. Se debe preparar en un tandur (un tipo de horno indio) pero a mi no me queda más remedio que apañarme con un horno convencional… dicho esto, la verdad, ¡queda buenísimooooooooo!

Por lo demás, ya sabéis, es una receta de las que a mi me gustan, rápida y muy fácil. Yo compré las especias de Tandoori en una tienda que se llama Spicy July, que me tiene enamorada. Si estáis por el centro de Madrid, no dejéis de pasar por allí, os lo recomiendo.

Ingredientes para 4 personas:

– 2 pechugas de pollo hermosas
– 30 gramos de especias de Tandoori rojo
– 2 yogures naturales (si queréis hacerlo más ligero, que sean desnatados)
– 100 gr. de cuscús (si queréis hacerlo ligero, sustituid el acompañamiento por una ensalada de cebolleta y lechuga)
– 1 cucharada sopera de mantequilla
– 1 cubito de caldo de verduras
– 1 pizca de sal

Dificultad: Fácil

Precio: 10€

Tiempo: 30 minutos (más las 12 horas de maceración)

Pollo Taandori de Thermomiss con ensalada

Pollo Taandori de Thermomiss con ensalada

Preparación:

Cortamos las pechugas en trozos grandecitos (se puede hacer también con muslos de pollo, en cuyo caso no hay que cortarlos) y reservamos.

En un bowl preparamos la mezcla de los yogures y las especias de Tandoori, tiene que quedar un color arcilloso. Mezclamos la carne con la mezcla, cubrimos bien todas las piezas, y lo dejamos macerar unas 12 horas en la nevera (es importante para el resultado final, es mejor hacerlo de un día para otro).

Cuando termine el tiempo de maceración, precalentamos el horno a 220º.

A continuación, ponemos agua a calentar en una cazuela, ponemos la sal y el cubito de caldo, y cuando esté a punto de hervir, vertemos en forma de lluvia el cus-cús y apagamos el fuego. A los 7-10 minutos (según las indicaciones del paquete), escurrimos y lo volvemos a depositar en la cazuela. Agregamos la mantequilla, removemos, y ya lo tenemos listo para servir de guarnición.

Con una lámina de papel vegetal, o directamente sobre la fuente del horno, colocamos los trozos de pollo y lo llevamos al horno. En unos 20 minutos, cuando se evapore el líquido que suelta el pollo, estará listo el Tandoori.

Emplatamos con el cus-cús (o ensalada, según nos apetezca más) y ya podemos chuparnos los dedos 🙂 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *