Cómo hacer pasta casera

Pasta casera de Thermomiss

Pasta casera de Thermomiss

Bueno, hoy os traigo un auténtico descubrimiento… llevo una vida pensando que hacer pasta casera debía ser algo tipo alquimia, dificilísimo, lleno de complicaciones, y mira tú por donde, la receta es bastante fácil y el resultado es estupendo… ¡os animo a todos a probarlo!

Evidentemente ayuda bastante el tener una máquina para dar forma y cortar la pasta, pero si no contáis con ella, lo único que habrá que hacer es estirar bien la masa con un rodillo hasta que quede bien fino, y cortar con un cuchillo o un cortador de pizza, con la forma que más os guste (tallarines, espagueti, etc).

Ingredientes para 6 personas:

– 300 gr. de harina
– 3 huevos hermosos
– 1 pizca de aceite de oliva
– Sal (según la receta que yo seguí, no se pone sal a la masa porque luego al cocerse se ve, así que directamente salé el agua de cocción y listo, no la incorporé a la masa).

Dificultad: Fácil

Precio: 2€

Tiempo: 1 hora (contando con los 30 minutos de reposo de la masa)

Preparación:

Tamizamos la harina en una superficie limpia y lisa y hacemos un pequeño volcán en el centro, donde pondremos los huevos. Con un tenedor primero, y después con las manos, vamos incorporando lentamente el huevo con la harina (y la cucharadita de aceite de oliva). Cuando tengamos una masa homogénea, hacemos unas tres bolas y las dejamos reposar una media horita.

Volcán de harina

Volcán de harina

Volvemos a enharinar la superficie sobre la que trabajamos y estiramos con el rodillo la primera bola hasta que alcance el grosor necesario para pasar por los rodillos de la máquina de hacer pasta (si no tenemos la máquina, como dijimos antes, habrá que estirar sin parar la masa hasta que quede absolutamente fina, y la cortaremos como queramos).

Máquina de hacer pasta

Máquina de hacer pasta

Ya está lista la pasta para cocer (hay gente que la deja secar un poco, yo creo que la herví diez minutos después de prepararla). La introducimos en una olla con agua hirviendo (y sal) y en dos minutos estará ya lista (es muy rápido el proceso, la pasta queda blanca y brillante). ¡Listos para llevar a la mesa con una buena salsa casera y empezar a disfrutar de la auténtica pasta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *