Ají de Gallina (cocina peruana)

Ají de gallina de Thermomiss

Ají de gallina de Thermomiss

¡Hola a todos!

Ya lo sé, hace siglos que no publico ninguna receta. Hay muchos cambios a mi alrededor (la mayoría buenos) y por ahora no me están dejando mucho tiempo para el blog, pero he prometido volver a la carga en breve… ¡no os vais a librar de mi tan fácilmente! 🙂

Hoy os traigo una receta típica de Perú, el ají de gallina, que pensé que tendría que hacerlo en su cómodo formato “polvillos” (lo podéis encontrar en varios supermercados, y dicen que no está mal) pero finalmente pude encontrar en ají en pasta, y preparé la receta casera, casera 😉 Espero que os guste porque está realmente bueno (eso sí, los que no aguantéis bien el picante, echadle la mitad del ají de la receta… el que avisa, no es traidor). ¡Vamos allá!

Ingredientes para cuatro personas:

– Ají amarillo
– Caldo de pollo
– 2 rebanadas de Pan de molde
– 1/2 vaso de leche
– 2 pechugas de pollo
– 2 huevos cocidos
– 1 cebolla hermosa
– 2 dientes de ajo hermosos
– 1 puñado de nueces
– 150 gr. de Queso rallado
– Sal, pimienta y aceite de girasol

Dificultad: Media

Precio: 15€

Tiempo: 1 hora 20 minutos

Preparación:

La pasta de ají se puede preparar de forma manual, pero os recomiendo conseguir un bote de ají amarillo (yo lo encontré en un Hipercor), que os simplifica bastante la vida. Como ya os comenté, también se puede preparar con un sobrecito de preparado de ají de gallina, aunque os animo a intentar esta receta tal cual os la escribo, el resultado vale la pena.

En primer lugar cocemos las pechugas de pollo, y cuando se enfríen, las deshilachamos y reservamos. Mientras, preparamos un sofrito picando mucho, mucho la cebolla y los ajos, y los vamos pochando. Cuando estén bien sofritas, agregamos cuatro cucharadas de ají (atención al picante, es mejor empezar con dos cucharadas y ver qué tal se queda de sabor antes de seguir subiendo). Seguimos revolviendo el sofrito a fuego bajo.

Por otro lado, remojamos el pan de molde en la leche y lo picamos en una batidora. Agregamos las nueces y volvemos a picar. Incorporamos esta mezcla al sofrito con el ajo, la cebolla y el ají, y seguimos removiendo. Tendrá que quedar una pasta líquida, removemos y añadimos el queso rallado (si puede ser parmesano, mejor que mejor). Ahora solo queda incorporar el pollo desmigado, y remover hasta conseguir que se impregne totalmente de la salsa.

Ya tenemos listo el ají de gallina para emplatar. Se sirve acompañado por papas cocidas o arroz blanco y se adorna con un poco de huevo cocido… ¡delicioso, os va a encantar! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *