Apple Crumble (postre de manzana inglés)

Receta de Apple Crumble (postre de manzana)

Apple Crumble (tartaleta de manzana al estilo inglés)

¡Hola a todos! Ya tocaba hacer algo dulce, y hoy os traigo una receta espectacular. Siempre me ha gustado mucho el Apple Crumble, pero pensaba que era complejo de preparar… pues nada más lejos, te pones y en un ratito tienes en tu mesa una porción humeante y deliciosa de esta especie de tartaleta, de origen inglés. Se puede tomar tanto fría como caliente, pero os recomiendo que la toméis recién hecha, que es cuando más crujiente está la corteza.

¡Ah! Y como acompañamiento, nada mejor que una buena bola de helado de vainilla… ¡a disfrutar!

Ingredientes para 6 personas:

– 5 manzanas golden
– 175 gr. de harina
– 90-100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
– 200 gr. de azúcar moreno
– 1 cucharada grande de canela
– Unas gotas de zumo de limón (o una cucharadita de ralladura de limón)
– 1 pellizco de sal

Dificultad: Fácil

Tiempo: 40 minutos

Precio: 6€

Preparación:

Empezamos pelando las manzanas y cortándolas en gajos o en trocitos (unos 10-12 trozos por manzana). Las ponemos en una cazuela, añadimos un buen chorro de agua, la canela, el azúcar moreno (reservamos un par de cucharadas que necesitaremos luego) y el limón, y las llevamos al hervor a fuego medio. Removemos bien durante unos 5 minutos y las ponemos en una cocotte o en una fuente tipo pyrex.

Precalentamos el horno a 160º, y pasamos ya a hacer la costra de galleta. En un cuenco grande, tamizamos la harina y le agregamos la mantequilla en pomada. Se puede usar una amasadora, pero a mi me gusta más usar las manos en esta receta, porque se trabaja mucho mejor la masa. Añadimos también el resto del azúcar, una pizca de sal y si nos gusta mucho la canela (como a mi) pues un pellizquito más de canela.

Receta de Apple Crumble casero

Postre de manzana – Apple Crumble

La masa se convertirá en una especie de migas un poco húmedas con aspecto terroso, así estará perfecta para cubrir las manzanas en la fuente, y llevar todo al horno. Ponedlo como a la mitad del horno, y al cabo de 15-20 minutos debería estar listo. Veréis que la costra está dorada y empieza a tostarse un poco… ¡y la casa huele a gloria!

Lo dicho, recién hecho es un postre de 10… ¡no dejéis de prepararlo en casa!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *