Empanadillas de carne al vino tinto

Receta de empanadillas de carne al vino tinto

Cómo preparar deliciosas empanadillas caseras al horno

¿Sabéis esos días en los que la tecnología se empeña en ponérnoslo difícil? Pues hoy es uno de esos… es la tercera vez que intento escribir esta receta, vamos a ver si ahora hay suerte 😉

Las empanadillas son uno de los platos más típicos de las cocinas del día a día… fritas, al horno, además admiten muchos rellenos diferentes. El que hoy os traigo es muy sabroso gracias al vino y a las verduritas que le agregamos a la carne. Además, las preparo al horno, que es un poquito más ligero que si las freímos en aceite, así que nos entrarán menos remordimientos de cara a la operación biquini… ¡vamos allá!

Ingredientes para 12 empanadillas:

– 1 paquete de obleas grandes de Empanadilla La Cocinera
– 1 tallo de apio
– 2 tomates pequeños
– 400 gr. de carne picada de ternera
– 1 cebolla
– 2 zanahorias
– 1 vaso de vino tinto (yo usé un Ribera del Duero)
– 1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo
– 1/2 cucharadita de ajo en polvo
– Sal y pimienta negra
– 1 buen chorro de aceite de oliva virgen
– 1 huevo batido

Dificultad: Fácil

Tiempo: 40 minutos

Precio: 8€

Preparación:

En primer lugar picamos las verduras y las sofreímos lentamente en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando estén medio doradas (5-10 minutos, el fuego debe estar lo suficientemente fuerte como para que se doren, y que no se cuezan al soltar los jugos) añadimos la carne picada y la salteamos hasta que se le quite el color a crudo.

Añadiremos entonces el vino, la sal, la pimienta y el resto de las especias y bajamos el fuego un poco. Removemos y dejamos que se evapore el líquido. Cuando la mezcla esté más bien sequita (no del todo), la retiramos del fuego y empezamos a montar las empanadillas.

Ponemos el horno a 200º y sacamos las obleas de la nevera (es mejor que estén ya a temperatura ambiente cuando vayamos a trabajar con ellas). Las ponemos sobre una placa de horno y sobre el papel que traen para separar una oblea de otra. Con una cuchara ponemos un poco de mezcla de carne y verduras en una de las mitades de la masa, cubrimos con la otra mitad y sellamos presionando la parte exterior con una tenedor.

Repetimos con las 12 y finalmente las pintamos con el huevo para que adquieran un bonito tono dorado con el calor. Las llevamos al horno, y en unos 15-20 minutos estarán ya listas para llevar a la mesa, ¡que aproveche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *