Alitas de pollo al horno (al estilo Robinfood)

Cómo preparar alitas de pollo ligeras

Receta de alitas de pollo de Robin Food

Una de mis adquisiciones en la Feria del Libro de este año ha sido el libro “Más de 100 recetas adelgazantes pero sabrosas” de David de Jorge y Martín Berasategui. En casa estamos intentando cuidarnos un poco y ponernos en forma, y qué mejor manera que hacerlo con unas recetas de esas que te hacen olvidar que estás a dieta.

Hoy os traigo unas alitas de pollo que se hacen en un periquete, y con una salsa muy original. Os las recomiendo si tenéis capricho de alitas y no queréis ni pasaros de calorías, ni olvidaros del sabor. Como diría otro cocinero… rico, rico, rico… 🙂

(Por cierto, desde aquí, enhorabuena a David de Jorge por el libro, y por haber sido capaz de emprender un viaje sin vuelta hacia una vida saludable. ¡¡Viva Rusia!!).

Título: Más de 100 recetas adelgazantes pero sabrosas
Editorial: Debate
Precio: 18€

Ingredientes para 3 personas:

– 12 alitas de pollo partidas
– 2 dientes de ajo
– 30 ml de vinagre de sidra y 30 ml de vinagre de Jerez
– 2 guindillas
– 1 buen chorro de aceite de oliva
– 1 cubito de caldo de pollo
– 1 pellizco de pimienta
– 1 pellizco de perejil

Dificultad: Muy fácil

Tiempo: 35 minutos

Preparación:

Ponemos el horno a 280º. En una sartén ponemos un chorro de aceite y freímos lentamente el par de dientes de ajo. Cuando estén dorados, retiramos y dejamos enfriar.

En otro cazo mezclamos los dos vinagres y reducimos a la mitad. Agregamos entonces el cubito de caldo y dejamos reducir unos minutos más. Reservamos.

Cuando esté el horno listo, ponemos las alitas sobre una rejilla y las asamos durante 13 minutos. Al término del tiempo, las ponemos en una bandeja de horno y vertemos encima los vinagres, el aceite con los ajitos y la cayena. En la receta original las retira inmediatamente del horno, pero yo las dejé unos 3 minutos más para que se redujera bien la salsa y se impregnaran las alitas totalmente.

Ya las tenemos listas para llevar a la mesa… ¡y a chuparse los dedos sin remordimiento de conciencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *