Albóndigas orientales

Receta de Albóndigas Orientales

Cómo preparar albóndigas orientales en 20 minutos

Estos días estoy probando diferentes tipos de Ramen (fideos orientales). Debo reconocer que no me gusta mucho tomármelos en plan sopa, los prefiero más sequitos, pero la verdad es que me encantan… Lo único que me falta para que sean perfectos es un buen acompañamiento… y hoy, mira tú por donde, he preparado unas albóndigas que le van perfecto a los ramen… ¡ya tengo plato único de lujo!

Estas albóndigas tienen muchísimo sabor, y al estar horneadas son bastante ligeras. La salsa teriyaki termina por darles el punto exótico, es una forma estupenda  (y rápida) de renovar un clásico como son las albóndigas 😉 .

Ingredientes para 18 albóndigas:

– 500 gr. de carne picada mixta (ternera y cerdo)
– 50 gr. de pan rallado
– 1 huevo grande
– 2 pellizcos generosos de sal
– 1 pellizco de wasabi en polvo (puede sustituirse por una nuez de wasabi en pasta)
– 2 pellizcos de ajo en polvo
– 1 pellizco de jengibre en polvo
– 1/2 botella de salsa teriyaki (120 ml. aprox)

Dificultad: Fácil

Tiempo: 20 minutos

Precio: 7€

Preparación:

En primer lugar, precalentamos el horno a 200º. Mientras toma calor, ponemos una lámina de papel sulfurizado sobre una bandeja de horno, y nos ponemos a cocinar.

En un cuenco grande, ponemos la carne picada y vamos añadiendo el resto de ingredientes (menos la salsa teriyaki) mientras mezclamos con un tenedor. Cuando esté todo bien mezcladito, agregamos un chorrito de teriyaki, removemos bien, y ya podemos hacer las albóndigas.

Moldeamos las pelotitas con las manos, con cuidado de no hacerlas muy grandes (tamaño bocado, más o menos) y las vamos colocando sobre la bandeja. Cuando las tengamos todas, las llevamos al horno y las dejamos unos 15 minutos.

Mientras se guisan las albóndigas, calentamos en un cazo el resto de la salsa teriyaki. Si nos gustan los sabores potentes, podemos reducirla hasta que se forme un jarabe, y usarlo como base de las albóndigas. Si nos gusta un poco más suave, dejamos que se bañen las albóndigas un par de minutos en la salsa, y las retiramos.

Lo dicho, como plato principal están de muerte, con los ramen están de escándalo… y con lo rápido que se preparan ya no da pereza hacer albóndigas… ¡probadlas!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *