Aloo Keema (Curry de Pollo con Patatas)

Pollo al curry con patatas

Cómo preparar un guiso hindú de pollo al curry con patatas

¡Hola a todos, septiembre ya está aquí! Hoy os traigo una receta fantástica, llena de sabor, un guiso hindú muy potente que es un plato único perfecto, tanto para días de frío y como de calor. Os va a encantar. Por cierto, yo lo he preparado con pollo picado, pero admite también ternera.

La única dificultad de esta receta está en conseguir todos los ingredientes, la verdad, esta vez son unos cuantos. Aún así, vale la pena, ¡probadla!

Ingredientes para 6 personas:

  • 500 gramos de carne de pollo picada
  • 4 patatas medianas
  • 2 tomates
  • 1 yogur natural (griego o normal)
  • 2 cebollas medianas
  • 100 gramos de guisantes en lata
  • 2 cucharadas de cilantro (1 picado, 1 en hojas)
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de jengibre molido
  • 2-3 cayenas
  • 1 cubito de caldo de pollo
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 cucharada de garam masala (sirve una cuchara de curry en polvo normal, aunque no es exactamente lo mismo)
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 1 chorro de aceite de girasol

Dificultad: Media

Tiempo: 1 hora

Precio: 8€

Preparación:

En una olla (yo usé una cocotte de hierro fundido, perfecta para guisos), ponemos a sofreír las cebollas bien picaditas, cuando están transparentes, añadimos la carne, el ajo y el jengibre, y los dejamos dorándose a fuego medio, hasta que se evapora el líquido de la carne.

Añadimos entonces un chorrito de agua, y volvemos a dejar a fuego medio un par de minutos. Es el turno de agregar el yogur (mitad del vasito, aproximadamente), y los tomates, que habremos cortado en cubitos. Empezamos a remover y le dejamos que se integren durante 10 minutos.

Añadiremos entonces las patatas, lavadas y cortadas en cubos grandes, a las que les habremos dejado la piel. Añadimos un vaso de agua, el cubito de pollo, y lo dejamos guisar durante media hora a fuego bajo.

Cuando las patatas estén tiernas, agregamos el garam masala, los guisantes, las cayenas y la cúrcuma… removemos bien, y ya lo tenemos listo para llevar a la mesa. ¡Un auténtico guiso hindú con el que vais a quedar como reyes!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *