Alitas de pollo al sésamo (Crockpot – Slowcook)

Cómo preparar alitas de pollo al sésamo

Receta en olla lenta de alitas de pollo al sésamo

Ahhhhhhhh, alitas de pollo, mi debilidad, creo que en algún momento podré escribir un libro enterito dedicado a las alitas, qué ricas, qué sencillas, qué versátiles… no sigo, creo que se nota que me encantan, y si sois igual de fanáticos que yo, aquí podréis encontrar todas las recetas que tengo en el blog dedicadas a ellas… ¡a gozar!

Hoy os traigo un descubrimiento perteneciente al libro “The Great American Slow Cooker Book“. Tienen una mínima preparación previa a introducirlas en la crockpot, pero vale la pena, son apenas 10 minutos más y el color y sabor que les aporta el paso por la sartén con el aceite de sésamo es estupendo. Os van a rechiflar, y como siempre, son un éxito para cenas entre amigos, reuniones futboleras, aperitivos, etc. ¡Vamos a por ellas!

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de alitas de pollo partidas
  • 1/3 taza de aceite de sésamo (es un básico en los lineales de cocina oriental de cualquier supermercado)
  • 1 cucharada de semillas de sésamo
  • 1/2 taza de azúcar moreno
  • 1/2 taza de salsa de soja
  • 1 cucharada de jengibre molido
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 pellizco de pimienta negra molida

Dificultad: Fácil

Tiempo: 5 horas aprox.

Precio: 9€

Preparación:

Mezclamos la salsa de soja, el azúcar, las semillas de sésamo y el jengibre en polvo en la crockpot hasta que se queda el azúcar casi disuelto en su totalidad.

En una sartén o cazuela grande ponemos a calentar el aceite de sésamo, y vamos salteando las alitas por tandas, dejando que se doren ligeramente (no se tienen que tostar, o freír por completo, se trata de darles sabor y aportarles un poco de color). Las agregamos a la crockpot y cuando las tengamos todas, removemos para que se impregnen bien con la salsa (también ponemos el aceite de la sartén).

Programamos la crockpot durante 4 horas y media en baja temperatura (Low) y al término, colocamos las alitas en una fuente, y terminamos la salsa. Para ello, ponemos de nuevo en la cazuela los jugos y salsa de la crockpot, añadimos el vinagre de arroz y calentamos durante unos 5 minutos a fuego alto. Removemos hasta que se forme una salsita parecida a un caramelo, espolvoreamos la pimienta por encima y bañamos las alitas con ella… ¡¡no hay nada más tierno, os va a encantar!!